jueves
22 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Vídeos Añadir a favoritos Contacta con nosotros
JUGADOR CINCO ESTRELLAS
Daniel Carril aún tiene estrella
miércoles, 22 de junio de 2016
1.799 lecturas
Volver

Puede que su nombre te suene y que su cara se te haga conocida. Daniel Carril fue elegido Jugador Cinco Estrellas de la Copa Mahou Galicia F7 Cup por su buena actuación con el Baobab Fisioterapia. El centrocampista del conjunto olívico se alzó con el máximo galardón individual después de completar una jornada de gran nivel goleador y futbolístico. Sin embargo, antes de dejar su impronta en la Galicia F7 Cup, el jugador vigués paseó su nombre por la élite del balompié español pero las lesiones le obligaron a abandonar antes de tiempo. Lugo, Hércules, Levante, Las Palmas y, por último, Ponferradina pudieron disfrutar de su fútbol antes de su forzada retirada. "Me retiré en el 2012 por problemas con el pubis. Estaba jugando un mes y tenía que parar otros dos. De hecho, aún ahora juego y me sigue molestando. Con 31 años, la verdad es que me retiré joven, pero es que era imposible jugar así", relata. Ahora, ya alejado del fútbol profesional, sigue disfrutando del fútbol en la Galicia F7 Cup siempre que su físico se lo permite. "Yo estaba viviendo en Murcia y cuando me vine en diciembre, me llamaron mis amigos de toda la vida, que ya estaban jugando aquí. Por matar el gusanillo está bien y además tuvimos la suerte de clasificarnos para Baiona ganando el Apertura. Fue una experiencia muy divertida".

En la Copa Mahou Galicia F7 Cup, ganar no era un propósito para su equipo sino más bien una opción. "Nosotros íbamos con el mismo objetivo que tuvimos todo el año. Somos un grupo de amigos e íbamos allí a pasarlo bien. Sabíamos que podía haber posibilidades de ganar pero tampoco era nada que nos obsesionara. Era más el pasar el fin de semana juntos y divertirnos", afirma. Eso si, cuando lo tienes tan cerca la sensación de pesadumbre aparece. "Te quedas fastidiado. En un principio tampoco esperas llegar tan lejos y cuando llegas a la final y aún por encima vas ganando 4-1, con todo muy de cara, pues es un palo. Quedamos subcampeones gallegos que también es un premio. Valorándolo fríamente después de ese día al final estamos contentos", añade. Al final las sensaciones son buenas y eso es lo que prevalece. Lo vivido en Baiona fue algo especial. "Es una experiencia muy positiva porque estás con tus amigos, te lo pasa bien haciendo lo que te gusta, que es jugar al fútbol, y en un ambiente magnífico".

El jugador olívico demostró sobre el terreno de juego que todavía conserva las dotes que le llevaron a lo más alto y que, en esta ocasión, le valieron para coronarse como mejor jugador del torneo. "El premio no es sólo para mi sino para todos los compañeros que fueron los que me ayudaron a conseguirlo. Después de haberme retirado y de estar sin competir tanto tiempo te reconforta ver que todavía tienes algo de nivel", apunta. Una muestra más de que Daniel Carril aún tiene estrella.

Image