jueves
22 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Vídeos Añadir a favoritos Contacta con nosotros
UNA COMPETICIÓN DE GARANTÍAS
Jugar la Galicia F7 Cup es sinónimo de seguridad
viernes, 28 de abril de 2017
589 lecturas
Volver

Las lesiones forman parte del día a día del fútbol. Más leves o más graves, lo cierto es que cuando sabes que estás cubierto con garantías y que pase lo que pase tendrás la seguridad de que todo va a ir bien, juegas más tranquilo. En la Galicia F7 Cup esa es una máxima y por eso la salud de sus jugadores está siempre por encima de todo. Con la legalidad siempre por bandera, el seguro deportivo ha de ir siempre de la mano con la obligatoriedad establecida por la ley (elevando incluso consultas a los organismos oficiales), al mismo tiempo que se rige por la apuesta diferenciadora del proyecto en todos sus ámbitos.

El primero de pocos

Rubén Cao fue el primero de los lesionados de gravedad. El jugador de BeOne, conjunto de la sede ourensana, se lesionó durante el Torneo Apertura allá por el mes de diciembre. En un primer momento pensaba que no era nada pero pasadas las horas la cosa cambió. "O delegado da Galicia F7 Cup anotoume a lesión na acta pero ata lle comentei no momento que non creía que fixera falta ir ó médico. Así en quente doíame pouco pero ao día seguinte a dor aumentou e xa fun polo seguro". Desde entonces, han pasado varios meses desde su rotura del ligamento cruzado y todo va mucho mejor. "Operáronme e a verdade é que foi todo moi ben, agora sigo facendo rehabilitación e estou moi contento", afirma, aunque por lo de pronto no piensa en el balón. "De momento nada, hai unha semana e pouco que deixei as muletas e por agora non estou nin para botar unha carreira. Para volver a xogar aínda vai quedar", finaliza.

Pensando ya en la próxima temporada

Si hay una plantilla castigada por las lesiones esta temporada esa es la del Ciclos de Fútbol Montecastelo vigués. Dos de sus integrantes sufrieron percances de gravedad que repercutieron sobre el rendimiento del equipo. La rodilla de Daniel Moreira fue la primera en ceder. "Los primeros días los pasé un poco mal porque no podía doblarla, pero ahora ya voy bien", comenta. Al acabar el partido que enfrentaba a su equipo contra Telmo Peluqueros el pasado 6 de marzo, se fue a urgencias escoltado por sus compañeros de equipo. El diagnóstico no fue nada bueno y se vio obligado a pasar por el quirófano. "Estoy esperando para operarme. Me iban a mandar a hacer rehabilitación antes de la cirugía para que se estirara la pierna, pero ya conseguí estirarla yo. Así que a ver si se puede suprimir esa rehabilitación y se acelera un poco el tratamiento". En todo este proceso, "la atención fue buena, me explicaron todo bastante bien y ahora sólo queda el último paso". Así lo asegura el centrocampista del bloque olívico, mientras sentencia que "nunca se sabe lo que puede pasar", sobre la necesidad de tener una asistencia médica buena y de garantías como la que ofrece la Galicia F7 Cup para este tipo de casos.

Una semana más tarde que Daniel, su compañero de equipo Jorge Fortes sufría también una lesión en los ligamentos de su rodilla en el encuentro que Ciclos de Fútbol Montecastelo disputó ante Damalim. En menos de un mes, ya había sido intervenido y, en siete días, el goleador del equipo amarillo inició la rehabilitación en Iconica Sports. “Fue un proceso muy rápido. Conseguimos la resonancia en una semana y la cirugía en poco más de tres semanas”, apunta. “Agradecido" a todos los profesionales "por la atención y la implicación” con la que le han tratado desde el primer día, para el capitán del equipo vigués el seguro deportivo es un elemento imprescindible. De este modo, con el apoyo de sus compañeros, el delantero confía en estar listo para volver a capitanear al equipo de alumnos de Montecastelo en la Galicia F7 Cup 2017/2018.

Image